julio 16, 2012

Canibalismo, supervivencia extrema


La idea del canibalismo siempre ha provocado un fuerte rechazo. A menudo, las historias de canibalismo nos traen a la mente a personas hambrientas comiéndose a sus familiares, ya fallecidos, por auténtica desesperación y por simple supervivencia. Pero el canibalismo puede ser aún más horrible: en ocasiones el ser humano ha tenido que ir todavía más lejos y matar a sus compañeros para alimentarse de su carne. Las consecuencias pueden ser graves: desde la cárcel hasta la exclusión social.