mayo 16, 2011

NATURALEZA: El Canguro Rojo es capaz de parar la gestación segun sus circunstancias

La sorprendente peculiaridad del canguro rojo respecto a su reproducción no deja lugar a dudas: pese a que supuestamente somos la raza superior existente sobre el planeta, aún debemos aprender mucho sobre los animales y sus impresionantes capacidades...


El canguro rojo es un reproductor oportunista, ya que se aparea y reproduce cuando las condiciones estacionales son favorables para la cría de la prole. Los canguros grises procrean durante todo el año, pero paren más crías en los meses de verano, pues salen de la bolsa en la época ideal, la primavera. Otras especies tienen una estación reproductora más restringida.

El galanteo puede durar unas pocas horas o prolongarse 2 ó 3 días. El macho sigue a la hembra que están en celo, husmeando con frecuencia la abertura de la bolsa urogenital y tocando la cola de la hembra con la pata. El ualabi macho hace característicos movimientos laterales y sinuosos con la cola, que producen chasquidos; el apareamiento puede ser breve o durar más de una hora, como en el caso del canguro gris.

En otras especies, como el cuoca, el apareamiento tiene lugar después del parto (estro post partum); en estos casos se suele producir un embrión en reposo, que se desarrolla más tarde, cuando la cría del parto anterior abandone el marsupio o bolsa.

Las crías nacen entre los 28 y 36 días del apareamiento. Son de un tamaño muy pequeño. Normalmente nace una sola cría, pero se han dado casos de nacer gemelos. Suben trepando por la pared exterior del cuerpo, agarrándose a los pelos de la madre, hasta llegar a la bolsa marsupial, donde se introducen y se agarran a uno de los cuatro pezones. Permanecen en la bolsa unos 8 meses, pero siguen volviendo a ella para mamar alrededor de seis meses más; en ese tiempo ya habrá nacido otra cría. Los jóvenes suelen relacionarse con sus madres hasta que alcanzan la madurez sexual.

Fuente: zoowebplus.com