mayo 18, 2011

MUSICA: The Doors

Si hubiera un icono del misticismo musical, bajo mi criterio y sin duda alguna sería el legendario grupo "The Doors". Con Jim Morrison a la cabeza, este grupo formado en Los Ángeles (California), en julio del año 1965 y disuelto en el año 1973 alcanzó una fama universal que aún perdura siendo la fuente de inspiración de los mejores músicos del mundo, tanto actuales como los que por desgracia ya no están con nosotros.


Podrán decir de él cuantas cosas quieran y estoy de acuerdo en que el LSD fue uno de los detonantes para que Jim Morrison alcanzara un grado de éxtasis tal, que le abriera muchas puertas o dimensiones desconocidas para la mayoría de los mortales y, por lo tanto, entrar en un grado máximo de misticismo para crear sus composiciones, pero, ¿alguien pone en duda que este hombre fue un ser único y un poeta sin igual?, si algo está claro es que llevaba de serie algo innato que lo hizo una persona verdaderamente especial y admirable.


Si no has tenido la oportunidad de ver las 2 películas existentes sobre este grupo o cualquier documental que hable sobre el, su vida y su obra, este es el momento, porque entrar en su mundo y sus vivencias no deja indiferente a nadie.

He querido seleccionar los dos temas más conocidos de "The Doors" aunque soy de los que opinan que nunca hicieron una canción de relleno, todas y cada una de ellas tienen su sentido, su encanto y su belleza.


THE DOORS: People are strange


THE DOORS: Light my fire