enero 25, 2010

Disfrutando de la infidelidad de mi mujer

Me llamo Sebastián y mi mujer Claudia, tiene 55 años y está buenisima. Es delgada y con muy buen tipo para su edad.Tiene unas piernas para mi muy bonitas y tetas pequeñas pero de punta, la verdad es que me pone muy cachondo desde que la conocí.

Todo empezó cuando vino a casa un compañero de mi hijo con una beca Erasmus, tenía 24 años y me di cuenta de que mi mujer se mojaba con solo mirarlo, de hecho no lo ocultaba. Ya sabéis que las mujeres son expertas en conquistarnos y la mía no tardó más de una semana en llevarse al huerto a ese jovencito, para mi que lo desvirgó, pero supuestamente él ya lo había hecho con muchas chicas.

No voy a negar que la primera vez que los vi en la cama me sentí mal, yo quería mucho a mi señora y era la mujer de mi vida, pero si ella es feliz yo lo soy mucho más, por lo tanto permito que se acueste con cuantos hombres quiera siempre y cuando lo haga delante de mi.

Después de aquella aventura han habido muchas y con el tiempo me he dado cuenta de que mi vida sexual con ella habría muerto si no hubiera sido por esto, puede que muchos no lo entendáis, pero cuando veáis a vuestra esposa teniendo orgasmos intensos sin parar mientras os mira con cara de enamorada probablemente lo podráis entender...

Folladas
Maduras
Sexo morboso
Porno culos